Toni Sánchez | Facilitador de sonido

Cuando asistí a mi primera formación de sonido armónico, solo me interesaban los cuencos Tibetanos y cuando en el programa del curso aparecía un apartado de canto armónico, no sabía ni que era ni tampoco me interesaba demasiado, me imaginaba delante de personas que no conocía de nada cantando y me daba bastante reparo, pero como estaba dentro del programa no tuve más remedio que conocerlo.

Primero aprendimos la técnica de los cuencos Tibetanos, yo ya estaba encantado y no estaba dispuesto a soltarlos para cantar…de eso nada, pensaba. Pero llegó el momento de descubrir una herramienta que superó todas mis expectativas, la persona que dirigía el curso comenzó a entonar un sonido que de pronto se dividió en varios sonidos simultáneos, la primera reacción era saber qué tipo de instrumento estaba tocando aparte de su voz, pero no había nada más, solo su voz con 2 o 3 sonidos aflautados de gran belleza.

De forma automática mi interés fue en aumento aunque aún con un poco de timidez por cantar en grupo, pero poco después me di cuenta que mi voz se mezclaba con el resto y formábamos una voz común de una potencia sanadora muy grande.
Desde que aprendí a cantar armónicos, la he incorporado de forma natural a mis sesiones de cuencos Tibetanos, donde en algunas ocasiones, no se distingue un sonido del otro, tanto los cuencos como nuestra voz generan armónicos sanadores que llegan al fondo de nuestra alma, meciéndonos en un estado de paz y tranquilidad.

Una herramienta útil para tu día a día

El canto armónico es una herramienta natural que ya la tienes disponible y que la llevas siempre contigo, la podrás utilizar en situaciones donde te dejes llevar por el estrés diario. Es muy recomendable en momentos de ansiedad, se pueden entonar armónicos sin ni siquiera abrir la boca, pero la vibración generada te saca de ese estado de forma rápida, te lo digo por experiencia, te pondré un ejemplo personal.

Viajar en avión no es algo que me entusiasme precisamente, en una ocasión, cuando regresaba de un viaje a Bélgica, comencé a ponerme nervioso ya que los asientos del avión estaban muy pegados unos con otros, también tuvimos que esperar un buen rato a despegar y mi ansiedad iba en aumento, en ese momento, con el ruido del motor de fondo, de forma disimulada comencé a cantar armónicos y fue la forma de salir de ese estado de miedo y agobio que iba creciendo, haciendo del resto del viaje una experiencia placentera.

Este es solo un ejemplo de utilización personal de los armónicos, pero los podrás utilizar en ti o con la persona que prefieras, lo importante es la intención que pongas en el momento de utilizarlo.

Una forma de conocerte

Cuando practiques canto armónico, también aprenderás a saber cómo estás energéticamente y que puedes mejorar en tu vida, haciendo un trabajo interior, será un camino directo para saber que pasa ahí dentro.

Cantando armónicos entrarás también en un estado de relajación parecido al estado de meditación, un espacio donde desconectarás aunque sean 5 minutos, pero que tu cuerpo, mente y energía te agradecerán.

Poco a poco comenzarás a saber de forma automática en qué punto energético necesitas trabajar y enfocar tus armónicos en esa zona en forma de vibración interior, dándote exactamente lo que necesitas en cada momento, no hay nadie más que nos conozca mejor que nosotros mismos.

Pero si alguna vez pruebas una sesión de sonido con canto armónico realizado por un sonoterapeuta, comprobarás la potencia y vibración que puede generar un “simple” canto, es como si te cantarán una nana de enorme potencia sanadora, de hecho aún se sigue utilizando el canto para relajar a los niños y que duerman plácidamente.

Beneficios del canto armónico

Te voy a comentar algunos de los muchos beneficios que te proporciona aprender a cantar armónicos:

– Es una herramienta natural muy potente que te limpia y desbloquea.
– Tiene un efecto tranquilizador ya que la vibración genera líquido encefaloraquideo que transporta endorfinas.
– No hace falta invertir en instrumentos externos, lo llevas de serie de forma natural.
– Según nuestra intención, podemos utilizarlo de forma personal o destinado a otra persona, incluso a distancia.
– Lo puedes utilizar en situaciones de estrés o ansiedad, sacándote rápido de ese estado.

Si te ha interesado este artículo échale un vistazo a esta actividad, seguro que te interesa: Taller de canto armónico, tu voz como sanación

Si quieres seguir recibiendo artículos y contenidos en los cuales te explico cómo puede ayudarte la sonoterapia, por favor, suscríbete a mi newsletter

Si quieres terapia individual, por favor, mira esta información: Sonoterapia con cuencos Tibetanos